La Casa de la Mujer en Tena

Arnaud
15 septembre 2016

Hace apenas una semana salía un excelente artículo de Silvia Buendía en un periódico Nacional. En este artículo, se hacia referencia a la situación de las mujeres en el amazonas, la violencia que sufren y las cifras oficiales sobre esta violencia. También se mencionó al final del artículo, el posible cierre de la Casa de la Mujer en Tena.

Esto tuvo una repercusión nacional, desde el punto de vista político, y también social. El Ayuntamiento de Tena, así como Desarrollo Social, han desmentido el cierre de este centro de apoyo para las mujeres. Incluso hemos tenido una cita con el jefe de desarrollo social y una parte del personal para decirnos que habíamos sido mal informados, y que nunca se habia cuestionado cerrar este lugar tan importante. Incluso hemos encontrado un acuerdo para trabajar conjuntamente en las próximas órdenes relativas a la violencia y el maltrato.

Todo esto está muy bien. De verdad.

Pero aún hay algo que nos sorprende en todo esto: En la amazonia, son 7 de cada 10 mujeres las víctimas de la violencia. 78 % lo son por su cónyuge o ex cónyuge. Parece importante recordarlo porque al final, todo el mundo se centró en el cierre del centro y ha olvidado lo esencial: las mujeres y el calvario que sufren.

En el mismo diario, el mismo día, se mencionaba la historia de una mujer que había salvado a sus hijos a pesar de su abdomen abierto. Es tan común, que no se resalta que es su marido el que la apuñaló. Es tan común que esto no hace responder a nadie.

Al día siguiente, un excelente reportaje en Ecuavista habla del feminicidio, una mujer asesinada por su marido. Se habla de las cifras en aumento. Se habla de 50 mujeres asesinadas entre enero y agosto de 2015 y 54 mujeres asesinadas entre enero y agosto de 2016. Y en esas cifras dice « oficiales ». No hay que olvidar las cifras reales, que están por encima de lo que se nos presenta.

Naturalmente, muchas nunca han presentado una denuncia, todas aquellas que tienen miedo, todas las que ya han terminado en el río de la indiferencia general.

Y volvemos una vez más sobre estas cifras… siempre las cifras.

Pero detrás de estas cifras son familias enteras que se han visto afectadas, cientos de niños que quedan huérfanos… por un momento, queremos recordar la dramática situación no sólo en la amazonia, sino también en todo el país. Queremos recordar que son seres humanos que se asesinan impunemente y sin que ello haga tanto ruido como el hecho de cerrar « La Casa de La Mujer ».

Esa es la razón por la que luchamos para crear este primer refugio aquí en la Amazonía.

Evidentemente, estamos dispuestos a trabajar con todos aquellos que deseen ayudarnos a crearlo.

Para que esta violencia ya no sea ordinaria, para que esta violencia ya no sea tan común y sea mostrada como un hecho gélido en los periódicos, para que esta violencia sorprenda aún más que el cierre de un centro para mujeres y que de ganas de realmente cambiar las cosas.

Porque #niunamenos!

14215346_940161919444393_1504879331_o

Aucun commentaire publié pour le moment

Laisser un commentaire

Mentions légales - Webmaster : WebezVous
Merci de nous aider à changer les choses !
Votre don servira à financer ce projet.